Su Casa brinda apoyo a las familias vulnerables en medio de la crisis del coronavirus

148

La emergencia internacional producida por la pandemia de COVID-19 ha afectado a las poblaciones que, sí en condiciones normales ya estaban en situación de desesperanza, ahora su vulnerable situación se multiplica con cada día de zozobra.

Este es el caso de las personas sin hogar, las familias de bajos y recursos y, por supuesto, en nuestra comunidad, las poblaciones inmigrantes, documentados y, especialmente, indocumentados.

El estado de emergencia conlleva un aumento en el riesgo alimenticio y de vivienda. Esta semana, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de su división World Food Programme, declaró que la crisis del coronavirus podría doblar el número de personas que sufren de hambruna severa en el mundo.

António Guterres, Secretario General de la ONU, reflexionó sobre el caso en las siguientes palabras:

“En esta época de inmensos desafíos mundiales, desde los conflictos hasta las crisis climáticas y la inestabilidad económica, debemos redoblar nuestros esfuerzos para derrotar el hambre y la malnutrición. Tenemos las herramientas y el conocimiento. Lo que necesitamos es voluntad política y un compromiso sostenido de los líderes y las naciones”.

Joseph Stiglitz, recipiente de un Premio Nobel en economía, subrayó esta semana en varios artículos la debilidad de la respuesta del gobierno federal, argumentando que millones de personas en todo el país dependen en estos momentos de bancos de comida, de la voluntad sin ánimo de lucro de varias organizaciones que asumen el liderazgo para asistir a los grupos en riesgo.

Localmente, una de las organizaciones que resaltan por su apoyo a los inmigrantes vulnerables durante la crisis es Su Casa, que, con la ayuda de sus voluntarios, reparten cada día 50 paquetes de productos esenciales a familias en necesidad.

En una entrevista a WCPO, Giovanna Alvarez, Directora de Su Casa Hispanic Center, relató la ruta que la organización sigue para contribuir al bienestar de las familias inmigrantes más afectadas por la crisis.

Naturalmente, la situación de las familias inmigrantes en nuestra comunidad es delicada. Sin el acceso institucional a servicios públicos o programas de alivio económico, sin sueldos fijos y sin ningún tipo de red de apoyo más allá de las organizaciones que, como Su Casa, ofrecen cuidados particulares, estas personas se encuentran en el ojo de un huracán.

“Muchos de ellos son madres solteras con muchos niños o un papá con su hijo, entonces no tienen con quien dejar a los hijos en casa. Cada vez que salen a buscar un producto se exponen no solamente ellos sino también a los niños”, dijo Alvarez a WCPO.

Resaltó también la respuesta de muchos inmigrantes a la pandemia: en algunos casos, los trabajadores sociales asociados a Su Casa son los primeros en informar a estas familias el porqué del vacío en las calles y la suspensión del comercio y las escuelas.

Los paquetes que distribuyen diariamente incluyen productos básicos como papel higiénico, papel toalla, cepillos de dientes y pasta dental, así como alimentos varios.

Los voluntarios siguen los protocolos sugeridos por Centers for Disease and Control (CDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS): se protegen, en sus rutas diarias, con tapabocas y guantes, guardando la distancia a la hora de entregar los paquetes, que dejan en las puertas de los beneficiarios.

Cada año Su Casa provee ayudas a unas 5.000 personas; con la situación actual, la meta es ayudar al máximo número de personas en condición de vulnerabilidad.

Además, Catholic Charities Southwestern Ohio, coalición a la que Su Casa pertenece, ha abierto una serie de programas y servicios desde el 6 de abril con el fin de “empoderar a los pobres y vulnerables”. Entre algunos de los beneficios abiertos en todo el estado se cuentan:

  • Despensa de comida para todos en los condados de Clermont, Brown, Adams, Highland y Clinton;
  • Despensas de recogida y distribución de PowerPack para las familias de la escuela St. Clement (St. Bernard), la escuela St. Martin of Tours (Cheviot) y la escuela primaria de Cerdeña (condado de Brown);
  • Recogida, producción de alimentos para todos en la despensa de la Church of the Resurrection (Bond Hill) los miércoles (excepto el 5º miércoles del mes);
  • Asistencia de emergencia, gestión de casos, desarrollo de empleos, tutoría de jóvenes, reunificación familiar y recepción y colocación de inmigrantes y refugiados que ya han llegado (todos los servicios se realizan de la forma más remota posible);
  • Entrega de paquetes de atención a los clientes del Centro Hispano Su Casa y de los Servicios de Reasentamiento de Refugiados;
  • Servicios legales de inmigración a clientes con casos actualmente activos (no hay nuevas entradas en este momento) y apoyo legal adicional por teléfono;
  • Servicios de interpretación por teléfono y en persona sólo cuando sea necesario a través de nuestros servicios lingüísticos AccuracyNow;
  • Programas de educación para padres en Butler Co., que están en transición a un formato remoto;
  • Servicios virtuales de salud mental a través de la telesalud;

Para los interesados en conocer más sobre estos servicios y cómo acceder, se recomienda contactar a Patrick Reynolds-Berry al 513-672-3712.