El Pop Up Patio, una medida eficaz para contrarrestar la aglomeración en el sector alimenticio

310

El Pop Up Patio es un programa piloto de la ciudad de Dayton que le apuesta a convertir la normativa sanitaria de prevención frente al COVID-19 en una oportunidad para los restaurantes y demás empresas dedicadas al servicio alimenticio, cuyos negocios presenten atención en las plantas bajas.

El programa promete ampliar y equipar el espacio libre, de uso dedicado a los peatones o incluso al parking, para extender la zona de servicio y así maximizar el número de clientes que reciban la atención y consuman los productos en el lugar.

Medida vital si se asume que representa, en medio de una contingencia restrictiva, una solución a uno de las principales preocupaciones de las autoridades sanitarias abocadas a evitar a toda costa la propagación de la pandemia, las aglomeraciones.

Dentro de las posibilidades para la expansión del servicio al aire libre se encuentra la instalación de diferentes “espacios” de consumo. Son tres las formas concretas en que este espacio se puede materializar: los “Patios”, los “Parklets” y los “Pedlets” temporales que configurarán el complemento perfecto para solventar las dificultades acarreadas por la coyuntura global.

Los “Patios” están caracterizados porque la extensión que se realiza involucra al espacio que ya pertenece al negocio, como la zona de parking. En cambio, Los “Parklets” se componen de espacios que si bien son destinados a la zona de parking son de uso público. Estos serán reajustados en orden de instalar la delimitación espacial y los elementos que permitan el consumo de alimentos o bebidas bajo las estrictas supervisiones legales.

Los “Pedlets” representan, a su vez, la implementación de las vías peatonales que pertenecen a los espacios de estacionamiento dentro de la nueva delimitación de espacio de servicio, es decir, que deja de ser parte de la vía pública para convertirse en un anexo del negocio y en sitio propenso para que los clientes disfruten de sus productos, no solo al aire libre, sino lejos del riesgo de experimentar aglomeración.

Esta delimitación, que separa la zona de parking o de la vía pública de la nueva zona de consumo, se hace con los más variados elementos y por esto, apelando a  la creatividad, los costos son completamente asequibles. Entre estos están barriles, plantas e incluso materiales reutilizables que demarcan los espacios y permiten que sean acomodadas sillas y mesas de variadas estructuras que propiciarán entonces la comodidad para el consumo.

Estos espacios son aún más propicios si se piensa que favorecen de forma exponencial a la reapertura en marcha que adelanta la ciudad, que incluye para este 15 de junio el regreso de los centros recreativos. Eso sí, bajo las más rigurosas medidas de prevención.

Ahora bien, de vuelta al programa Pop Up Patio, es oportuno mencionar que los pasos para la expansión del negocio dependen del espacio mismo a utilizar, bien si es público o privado, para los que existe un procedimiento particular. Estos se detallan de forma precisa en la guía de aplicación para el programa (Pop-Up Patio Application Guidebook), disponible también en este vínculo.

Aquí un breve resumen de algunos apartes interesantes de la guía de aplicación:

  • Cuando se trata de utilizar la vía pública, se debe tener en cuenta el desarrollo y diseño, esto supone delimitar el sitio, comunicar a los vecinos directos y diseñar la instalación.
  • La solicitud se compone del diligenciamiento del formato “Public rigth of way”, que tiene un costo de $40, y su presentación a Public Works, que tendrá una semana para revisar y aprobar.
  • En el caso de querer utilizar una zona privada para la ampliación del espacio de servicio, se deberá recurrir a Zoning Administration, quienes también contarán con una semana prevista para evaluar la propuesta y, de forma eventual, aprobarla. El costo del formulario, en este caso, asciende a $75.
  • El permiso para usar la vía pública será tomado como una licencia misma de construcción, y podrán instalar según corresponda “Patios”, “Parklets o “Pedlets”. En cambio, al espacio privado se le concederá un certificado de zonificación, y solo podrán instalar los “Patios”.
  • La Operación y mantenimiento supone la revisión y el cuidado periódico de estos espacios.
  • La Evaluación y remociónpropone que una vez se haya clausurado la temporada prevista para mantener las medidas de precaución y cuidado frente a la pandemia, pensada para finales de octubre, los espacios creados en virtud de evitar la aglomeración serán desinstalados y removidos.

Quedará a los propietarios y clientes la oportunidad de relatar las experiencias con esta novedosa y necesaria medida, que hoy la ciudad de Dayton adelanta en beneficio no solo del sector alimenticio sino de todos sus ciudadanos. Un ejemplo más desde la propia administración de cómo hacerle buena cara a los momentos de dificultad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí